La definición de la filosofía según Mauricio Beuchot

La definición de la filosofía según Mauricio Beuchot

Mauricio Beuchot es un sacerdote dominico, historiador y filósofo mexicano nacido en Coahuila en el año de 1950. Él tiene una propuesta en el campo de la hermenéutica denominada hermenéutica analógica, que consiste en pasar de los signos lingüísticos a los símbolos o íconos para interpretarlos y así llegar un punto intermedio entre los discursos unívocos que pretenden tener el conocimiento absoluto de las cosas y los discursos equívocos que llevan a la relativización del conocimiento. Pero esta propuesta integradora aparece como una respuesta a una serie de dicotomías que encuentra Beuchot en las diferentes ramas de la filosofía. Esta forma de abordar la filosofía la vemos a los largo de su libro “Manual de Filosofía”, donde señala que para definir a la filosofía es necesario analizar cada una de las disciplinas filosóficas y que eso es hacer filosofía de la filosofía.

Al respecto, él comienza por definir a la filosofía como “la búsqueda de las últimas y más íntimas razones de todas las cosas” y para ello esta se constituye como un saber racional (separado de toda doctrina religiosa), y  también como un saber totalizador (omniabarcador). Además, señala que la filosofía posee dos vertientes: una teórica y otra práctica, sin establecer una preponderancia de una sobre la otra, sino que ambas son necesarias para que la filosofía cumpla con desempeñar una función sistematizadora, donde construye la cosmovisión o visión del mundo, se encarga de señalar los fundamentos de las ciencias exactas y naturales, y aporta los fundamentos de las ciencias humanas; y la función crítica, donde por un lado cuestiona a las ciencias desde sus fundamentos y por otro lado cuestiona a las instituciones, las costumbres y la cultura, siendo por esta última función que se le considera la conciencia crítica de la sociedad.

Adicionalmente, Beuchot señala que la filosofía no es solo crítica de lo actual sino que también busca encontrar aquellas causas más profundas que le permitan llegar a lo más inmanente y trascendente, y por ello considera que la filosofía tiene un carácter interpretativo y analógico, puesto que el pasar de los efectos a las causas conlleva dos procesos: el primero la interpretación de símbolos utilizando la hermenéutica de la facticidad y luego el de hacer el esfuerzo de llegar a la ontología o metafísica utilizando para ello a la analogía. De esta manera, la hermenéutica analógica de Beuchot le otorga a la filosofía el carácter integrador que posee la analogía al hacer coincidir los opuestos (univocidad y equivocidad que se manifiestan de diferentes maneras) en una síntesis de metonimia y de metáfora.

Definición filosofía Mauricio Beuchot

Referencia:

Beuchot,M. (2011). Manual de filosofía. México D.F., México: Ediciones Paulinas, S.A. de C.V.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s